miércoles, 17 de junio de 2015

Algunas fórmulas en perfumería recogidas por Kenelm Digby

votar http://www.wikio.es
Los libros de otras épocas ofrecen a veces remedios realmente difíciles de preparar. En aquellas épocas 24 huevos de oca para comenzar una preparación significaba dejar buena parte de nuestro dinero, pero hoy en día con nuestra forma de vida algo así resultaría imposible en según qué lugares. Este libro tiene algunas fórmulas para remedios contra enfermedades comunes, pero también algunos ejemplos utilizados en la perfumería del siglo diecisiete, tres de ellas que pongo aquí como curiosidad y para los amantes de los libros antiguos en materia de perfumería. Si habéis oído hablar alguna vez de los "polvos de  simpatía",este libro explica la forma de hacerlos. Se trata de la llamada "magia simpática" en la cual en lugar de aplicar un remedio a la parte afectada, se aplica al objeto que la afectó, como por ejemplo un arma. Sin base científica, tuvo muchos adeptos, y forma parte hoy en día de mucho del folclore medicinal en nuestras provincias y las de todo el mundo. Un ejemplo de magia simpática sería la de tomar un clavo de olor y aplicarlo en una encía dolorida, hasta que ésta sangre. Entonces se entierra el clavo de olor bajo un árbol. Y la magia simpática se encargará de hacer desaparecer el dolor.

El libro se titula "Remedios soberanos y secretos experimentados por M. el Caballero Digby, con muchos otros secretos de perfumes curiosos para la conservación de la belleza de las damas".
Kenelm Digby nació en 1603 y murió en 1665, dejando sus singulares fórmulas para la posteridad, algunas de ellas tomadas de otros médicos ilustres de su tiempo.

ACEITE DE PERLAS, ADMIRABLE PARA LA SALUD Y PARA LA TEZ O ROSTRO, DEL DOCTOR FARRAR.



Tomad perlas pulverizadas, las cuales las pondréis en vinagre destilado: ponedlas al baño maría hasta que todos los restos de perlas se hayan disuelto. Evaporad todo el vinagre. Destilad y suavizad la sustancia lavando varias veces la solución en agua caliente, hasta que el agua salga insípida. Lavad la sustancia de nuevo dos o tres veces con agua de rosas. Echad por encima rocío de Mayo, destilado o simplemente filtrado. Destilad enseguida el resultado de forma que hierva fuertemente. También podéis utilizar dicha masa de perlas en estiércol de caballo, junto con espíritu de vino durante diez o doce días, cambiando dos veces el estiércol durante dicho tiempo. Por último, sacad el espíritu y destilado con rocío de Mayo.

PEBETERO DE LA EMBAJADORA DE VENECIA
Tomad cuatro onzas de benjuí, dos de storax, una y media de aloe, dos dracmas de ambargris, veinticuatro granos de musc, un dracma de gato de algalia, veinte clavos de olor, dos dracmas de canela en polvo, las peladuras de dos limones y sin tocar nada con las manos mezcladlo todo con agua de rosas, luego haced una pasta con las manos. No lo utilicéis sin agua de rosas, u otra clase de agua aromática. También podéis hacer la pasta con goma tragacanto incluyendo el agua de rosas, hasta que se haga viscosa. A continuación, haced pequeñas tabletas con el resultado.

COMO HACER POMOS DE OLOR, TALES COMO LAS QUE SE HACEN EN ESPAÑA
Tomad media libra de pasta preparada, la cual se hace con benjuí saturado de agua de rosas aromáticas, y exponedlo al sol durante seis semanas. Mezclad dos veces al día con una espátula de madera, y añadid más agua de rosas a medida que la pasta se vaya secando. Trituradlo todo añadiendo antes cuatro clavos de olor grandes, un poco de canela finamente pulverizada, una onza de estoraque también triturado, media onza de piel de limones cortada muy fina, media onza de ambargris, un cuarto de onza de civeta, una onza de polvos de perfume de Italia, una onza de polvo de rosas, un octavo de onza de musk. Mezcladlo todo bien y hervidlo en agua de rosas sencilla, solamente para cubrir la mezcla, hasta que todo se haya incorporado completamente.
Esta mezcla servirá para ocho bolas de olor. Para utilizarlas, hay que tener siempre las bolas de olor cubierta de agua de rosas.


Tomado de:
Remèdes souverains et secrets expérimentéz de M. le chevalier Digby,... : avec plusieurs autres secrets et parfums curieux pour la conservation de la beauté des dames
Auteur : Digby, Kenelm (1603-1665)

Imágenes: Corbis, Argentcellars.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario:-)

Related Posts with Thumbnails
BlogBlogs.Com.Br