lunes, 8 de noviembre de 2010

La Historia de Chanel Nº 5 en Nueva Jersey

votar http://www.wikio.es

Chanel Nº 5 no siempre fue … francés.

Esto es lo que anota un artículo del New York Post, publicado por Susannah Cahalan, donde se menciona que durante la Segunda Guerra Mundial en Europa, la fábrica se trasladó a Nueva Jersey, Estados Unidos, según el libro “La Historia Secreta de Chanel Nº 5”.

Fue un cambio tremendo y terrible para la diseñadora Coco Chanel. Su colonia chic se hacía en el Garden State, aunque la materia prima se traía de Francia.

“Monstruoso”, murmuró Chanel, de acuerdo al autor de este libro, Tilar Mazzeo. “Los perfumes se producen en Hoboken!”

Esta situación no duró mucho tiempo. Tras la guerra, el perfume con acentos de Nueva Jersey volvió a Francia, donde se continúa produciendo hasta la fecha.

Mazzeo desvela el misterio que hay detrás del aroma más apreciado en todo el mundo, desde los humildes orígenes de quien lo creó pasando por el éxito y los famosos escotes de Marilyn Monroe, Jackie Kennedy, Nicole Kidman y Scarlett Johanson. Incluso se dice que Marlon Brando también utilizó esta fragancia.

Mazzeo comentó al New York Post que “se trata de un mito al estilo de Frankenstein, pues es la historia de lo que ocurre cuando alguien crea algo que se hace grandioso, haciendo que defina la vida de quien lo creó.

Oler una onza de Chanel Nº 5, de un valor de $400, es más que lo que vale, es más que lujo, es lo que ha representado como forma de vida durante 90 años.

“El Perfume es lo más importante”, decía Chanel.

Para ella, los aromas siempre fueron importantes, huérfana desde niña en un pequeño pueblo de Francia. Los jardines, las iglesias llenas de incienso, y los jabones hechos a mano fueron su fuente de inspiración.

Cuando subió en la escalera social de chica de cabaret a diseñadora de ropa, se basó en aquellos elementos para crear el perfume más admirado de todos los tiempos.

Con la ayuda del perfumista Ernest Beaux, Chanel combinó el “espléndido” aroma de las rosas, que se asocia con la  gente de bien, con el del jazmín, aroma asociado con los burdeles.

Chanel dijo que quería crear “un perfume como nadie antes lo había hecho”. Un perfume de mujer, con aroma de mujer.

En 1920, pudo realizarlo, componiendo el perfume más caro de su época, basado en una mezcla de flores de Grasse, Francia, donde una libra de jazmín ahora cuesta $33,000.

Sin embargo, era precisamente el ingrediente secreto lo que lo hizo verdaderamente especial. Beaux añadía las por entonces recién descubiertas moléculas sintéticas, llamadas aldehídos, que hoy en día se utilizan en detergentes y como ambientadores. El olor a aire “limpio” añadió al perfume un toque especial.

Menos de una década más tarde, Chanel  utilizaba el 90 por ciento de sus  ganancias en el perfume, una decisión que la obsesionaría hasta su muerte.

Pero la historia del éxito de Chanel tomó un rumbo oscuro. Mientras los nuevos dueños del perfume trasladaban su producción a América para escapar de los nazis, Chanel se hizo simpatizante de éstos, al mantener relaciones con un oficial de las SS durante la ocupación Francesa.

Pero ya para entonces, la leyenda del perfume eclipsaba cualquier afinidad política que tuviese su creadora. Chanel Nº. 5 se había transformado en algo intangible, el aroma de una mujer auténtica.

alt

Texto scahlan@nypost.com

Traduccion ©Carmen Garrido

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario:-)

Related Posts with Thumbnails
BlogBlogs.Com.Br